sábado, 14 de diciembre de 2013

ENSALADA TEMPLADA DE COGOLLOS

cogollos, ensalada, pasas, palmito, aove, ajos




    
    Las ensaladas son una magnífica forma de cuidarnos, alimentan nuestra mente, nuestros sentidos y a nuestro cuerpo, ¿algo más? 

    Coloridas muestras de la naturaleza que están llenas de nutrientes y sabores, esta es una de las repetidas en mi repertorio doméstico, aunque es cierto que intento variar mucho las lechugas que entran en casa, sus colores, las verduras que las acompañan, eso sí, si hay cogollos, casi siempre hay ensalada templada.

     Estamos en pleno invierno, pero eso no quita que haya que tomar verduras y las ensaladas son una magnifica alternativa para cuidarnos tanto en invierno como en verano.

     Como ya sabes, tienes miles de alternativas para elaborar una ensalada, ésta la descubrimos hace años en la Axarquía, un plato con #SaboraMalaga en un escenario idílico lleno de árboles frutales como los mangos, las chirimoyas, los kiwis y algunas otras frutas tropicales, plantaciones de estevia, flores comestibles, largos senderos, agradecidos vinos de la zona y fabulosas vistas al mar.

      Aunque el plato tiene origen cordobés en la Axarquía han querido proporcionar identidad malagueña a esta sencilla ensalada añadiendo pasas, palmito, aceite virgen extra de aceitunas aloreñas y vinagre, que en este caso es de Jerez.



4 personas
Tiempo: 15 minutos
Dificultad: Fácil


ENSALADA TEMPLADA DE COGOLLOS

Ingredientes:


       - 2 ó 3 cogollos de lechuga 
       - 6 dientes de ajo
       - 2 palmitos envasados sin gluten
       - Un puñado de pasas de Corinto
      -  Un puñadito de pipas de calabaza crudas y peladas 
       - Sal
       - Vinagre de Jerez
       - Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Elaboración:


1. - Corta los cogollos de lechuga longitudinalmente, en 2 o 4 partes, según su tamaño. Lava y deja en agua unos minutos. Pela los ajos y pica en brunoise muy pequeña.
2.- Escurre la lechuga y seca sobre papel absorbente, dispón sobre una ensaladera plana o en un plato plano grande. Aliñar con sal y vinagre.
3.- Cortar en tiras el palmito y esparcir encima de la lechuga.
4.- En una sartén pon unos 50 ml de aceite de oliva y lo calentamos, cuando el aceite esté bien caliente que no humee, retira la sartén del fuego y añade los ajos,  los movemos en la sartén fuera del fuego, que el ajo tome color dorado claro y que no se queme, cuando adquiera un bonito tono amarillo dorado añade las pasas y las pipas de calabaza. Rocía sobre la ensalada ese aceite con los ajos fritos, pasas y pipas de calabaza.
     Os animo a que la probéis, además de sana está deliciosa.   


Truco para que las hojas de lechuga sean muy crujientes:

Si quieres una lechuga muy crujiente, moja primero la lechuga en agua templada o caliente, deja unos minutos, quita el agua y sumerge en agua muy fria, puede usar cubitos de hielo, después es importante escurrir bien la lechuga.