martes, 17 de diciembre de 2013

HUEVOS ROTOS

huevos, patatas, jamón, aceite de oliva, huevos rotos

     En Madrid, aparte del chotis y de las cuatro torres, están el cocido y los huevos rotos...

    Claro que en Madrid hay muchas más cosas, es evidente, si no fuera así no vivirían 3 millones de habitantes. Pero hay una zona que a mí personalmente me encanta y esa es la calle de la Cava Baja. Multitud de viandantes un domingo mañanero, todos procedentes del rastro, buscando a las 3 de la tarde un lugar donde comer. Esta claro que sin reserva no entrarás a Casa Lucio, pero ese lugar tiene un encanto especial, el encanto de la cocina tradicional madrileña, con productos de gran calidad y plato sencillos. Uno de ellos los huevos rotos, que es a lo que vamos hoy. 

    Un plato sencillo, económico y que gusta a todos los paladares porque los huevos con patatas encandilan y encandilarán por siempre. Hoy mucho más económicos que los de casa Lucio y sin cocina de carbón unos huevos rotos a su estilo, porque que sean tradicionales de Madrid no significa que en todas los bares y restaurantes de la capital del Estado sepan hacer huevos rotos.

     Lo cierto es que no son típicos en mi tierra, en Andalucía sirve con decir "un huevo con patatas" y ya tu lo cortas como te venga al pairo, pero en Madrid descubrí que nada de patatas fritas, van entre confitadas y fritas. Acompañamiento solo de pan, aunque yo no le quito un choricito, un poco de jamón a la plancha o algún trozo de chistorra.

     En fin, que como no hay algo tan simple, tan económico y que guste a todo el mundo, hoy tocan Huevos Rotos o Huevos Estrellados.

 2 personas o como otro plato para picar
 Tiempo: 15-20 minutos
 Dificultad: Fácil

HUEVOS ROTOS

Ingredientes:


     -3 huevos (mejor blancos, mejor de gallinas de corral)
     -2 patatas medianas
     -3 o 4 lonchas de jamón serrano fino
     -Sal y aceite de oliva.

Elaboración:


1.- En una sartén onda y grande (parisien), se pone bastante aceite, las patatas deben tener espacio en ella. Ponemos a calentar a fuego muy alto.
2.- Pelamos y lavamos las patatas y las cortamos como para freír, os recomiendo pedir patatas blancas para guiso y no de freír, porque quedan más blandas por dentro y menos crujientes, resultando más ricas para los huevos rotos. Las freímos cuando el aceite esté muy caliente. Las cocinamos a fuego fuerte unos minutos o hasta que obtengáis la textura que deseéis.
3.- Al mismo tiempo, en otra sartén sin aceite y también a fuego fuerte añadimos el jamón,  un par de minutos por ambos lados. Lo reservamos.
4.- En la misma sartén del jamón ponemos aceite y cuando esté muy caliente añadimos 3 huevos cascados dejando que se peguen unos a los otros, un par de minutos, deja algo más si te molan las puntillas.
   Sacamos las patatas, les ponemos un poco de sal, los huevos encima y después el jamón. Cortamos los huevos y a comer.