sábado, 14 de diciembre de 2013

MASA DE PIZZA SIN GLUTEN

 
masas, pan, pizza, sin gluten, queso, tomate, masa pizza sin gluten

    La pizza sin duda es uno de los platos versátiles de la cocina, una masa de harina, sal, agua y levadura (pan) para cubrir con multitud de ingredientes, aunque nada como una pizza margarita bien hecha.

     Pizzas hay muchas y hoy en día, distintas formas de hacerlas, las masas varían poco, pero puedes usar distintas harinas para realizar una pizza y puedes usar o no levadura, aunque la pizza tradicional napolitana se realiza con harina de trigo de fuerza, levadura, agua y sal. Las pizzas a la brasa, al horno o a la sartén, pizzas italianas, americanas, turcas e incluso argentinas.

     La pizza italiana es más fina que la americana, la americana tiene incluso miga, la italiana es muy fina, por otro lado la pizza italiana usa mozarrella fresca y la americana usa mozarrella seca, hay ciertas diferencias entre ambas.

     Por estrategia económica, domésticamente se suelen hacer pizzas finas con una base de salsa de tomate, aunque en ocasiones se puede usar nata, rociada de mozarella seca e ingredientes como carnes, embutidos, verduras, pescados o mariscos.

     En este caso, está hecha con amasadora y la masa queda mucho más uniforme que si la haces a mano.


2 personas
Preparación : 15 minutos
Dificultad: Fácil

MASA DE PIZZA SIN GLUTEN

Ingredientes:


- 8 cucharadas soperas de harina Schär Mix B panificable SIN GLUTEN (unos 220 gr)
- 1 vaso de agua templada
- 1/2 dado de levadura fresca  Levital SIN GLUTEN
- 1 cucharadita de sal
-1 cucharada de aceite
- Un poco más de harina Schar para amasar y dar forma

agua, harina, sal, levadura, masa de pizza, masa pizza sin gluten, pizza, queso

Elaboración


1.- Con un poquito de agua templada deshacemos la levadura fresca en un bol, mezclamos, agregamos la harina tamizada, la sal y el aceite y vamos añadiendo el agua restante poco a e poco, amasa  hasta que obtengas una masa homogénea y sin grumos.
2.- Cuando la masa se despegue del bol, sacamos a la encimera donde previamente hemos esparcido un poco de harina y amasamos con las manos, unos minutos, si la masa está un poco pegajosa hay que añadir más harina y si está demasiado dura añadimos algo más de agua con cuidado, amasamos, que vaya integrando los ingredientes y deje de estar pegajosa. Debe quedar una masa homogénea que no se rompa.
3.- Dejamos fermentar en el bol durante 1/2 o 1 hora cubierta con un trapo limpio y húmedo en un lugar sin corrientes de aire. Si no sube en este tiempo deja reposar hasta que doble su volumen. Precalentamos el horno a 220ºC.
4.- Sacamos la masa, poniendo sobre la encimera rociada con un poco de harina y extendemos y damos forma con el rodillo. En este caso no amasamos. Debe quedar fina, sobre 1 cm de grosor o menos. 
5.- Los ingredientes: los que te gusten,
6.- Hornear a 200-220ºC durante 18-20 minutos. Comprueba que está cocinada o deja unos minutos más.

Bon appétit!