miércoles, 29 de enero de 2014

MEJILLONES TIGRE SIN GLUTEN

    Mejillones tigres, el compendio de una croqueta de mejillón servido en su propia cáscara, todo un invento de la ingeniería culinaria, seguro que hace 20 o 30 años se servían en Restaurantes de alta cocina. El invento es bien agradecido, aunque las primeras veces puede costar, después consiste en rellenar, empanar y freír. Para mí fue un misterio como se quedaba la bechamel pegada a la cáscara mejillón hasta que se los ví hacer a mi madre y observé que la bechamel era más densa de lo habitual. Pero es que de niña me pasaba la vida preguntando y preguntándome cosas...
   
   Los mejillones tigres son ideales para un pincho o un aperitivo, y son más rapidos de preparar de lo que pueda parecer, además como permite su congelación como las croquetas se pueden dejar echos y luego basta con freirlos en el momento, porque como las croquetas están más buenos calentitos.


bechamel, verdura, mejillones, tigres, sin gluten


Personas : -
Dificultad: Media
Tiempo: 40-50 minutos

MEJILLONES TIGRE SIN GLUTEN

Ingredientes:


2  Kg de mejillones (reserva media cáscara)
1 cebolla grande
1 pimiento italiano grande
1 pimiento rojo pequeño
La punta de una cucharilla de pimentón picante de Vera sin gluten
1/2 vaso de vino blanco de jerez
Agua
2 hojas de laurel
Harina de garbanzos SIN GLUTEN
Pan rallado SIN GLUTEN 
Sal
Pimienta negra recien molida
Aceite de oliva virgen
Aceite de girasol para freír
Si os gusta picante: un poco de tabasco o una cayena

Bechamel:

2 cucharadas de mantequilla o margarina
500 gr de leche entera
50 gr de almidón de maíz (tipo maicena sin gluten) o Beiker
Una pizca de nuez moscada recién rallada.
Sal

Elaboración:


1.- Limpia bien los mejillones quitando impurezas.

2.- Pon un par de vasos de agua a calentar en una cazuela amplia, Pon las hojas de laurel y la sal. Deja hervir. Pon los mejillones y tapa, cuando empiecen a abrirse los mejillones estarán listos. Reserva.
3.- Pica en brunoise pequeña los pimientos y la cebolla y póchalos en una sartén con aceite durante 10-15 minutos. Añade sal.
4.- Saca los mejillones y reserva la concha más bonita de cada mejillón. Pica su carne y añade a la verdura.
5.- Añade el vino blanco y deja evaporar el alcohol a fuego vivo. Baja el fuego y pon el pimentón de la Vera que puede ser picante si lo prefieres, cuidado con que no se queme o amargaría.
6.- Haz una bechamel, pon en una sartén amplia la mantequilla, derrite, añade el almidón de maíz y remueve hasta que se haya integrado por completo con la mantequilla y moviendo unos minutos. Añade lentamente la leche a temperatura ambiente o templada, remueve hasta que vaya tomando cuerpo. No añadas toda la leche de una vez porque puede que te sobre. Rectifica de sal y pon nuez moscada.
7.- Añade la bechamel a la farsa poco a poco y midiendo que quede mucha farsa y menos bechamel, que después esté bien rica.
8.- Deja enfriar un poco y rellena las cáscaras de los mejillones, deja enfriar por completo en la nevera, estará más sólida la masa y podrás empanarlos mejor.
9.- Pasamos por harina sin gluten, yo al final me decanté por la harina de garbanzos. Pasa por huevo y luego por pan rallado sin gluten.
10.- Fríe en aceite de girasol a fuego fuerte primero con la concha hacia abajo intentando que estén cubiertos de aceite y luego hacia arriba.
11.- Pasa por papel absorbente y sirve caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: