viernes, 14 de marzo de 2014

POLENTA ITALIANA

   Polenta (en Italia y Sudamérica), Mamaliga (en Rumanía), Pulicka (Hugría) ese delicioso manjar al que los españoles acostumbramos el paladar.  Poco acostumbrados al maíz, la polenta quizás no ha tenido la fama de la pizza o las focaccias, pero es exquisita.

   Un plato sencillo de la cocina italiana, aunque se consuma en medio mundo y que poco a poco se ha terminado introduciendo en nuestros hábitos culinarios, al menos en mi caso, que suelo consumir poco pan sin gluten ya que aún no acostumbré a mi sentido del gusto, pero con la Polenta han sido más fácil.

   En la actualidad la Polenta se elabora con harina de maíz precocida, aunque en sus orígenes se hacía con harina de trigo, centeno o farro (parecido al trigo o a la espelta). Su elaboración es poco complicada y su presentación muy versátil. En caldo o fumet, permite también agua, se cuece harina de maíz gruesa, se suele poner en un molde engrasado con mantequilla y se rocía la superficie con queso parmesano rallado, pudiendo adoptar distintas formas como la polenta amarilla (con maíz grueso) polenta blanca (con harina de castañas), la polenta oscura (con harina de alforfón o sarraceno), polenta curtida (de maíz tostado después de la cocción). Éstas últimas al no estar precocidas necesitan mucha más cocción.

    La Polenta se acompaña de salsas, carnes guisadas, ragú, pescados, vegetales, quesos, setas, así como ingredientes dulces, se usa como aperitivo, guarnición, plato principal o postre. Alto en fibra, exento de gluten cuando no intervenga la contaminación cruzada en su cultivo y manufacturado. Se toma una vez cocida, horneada o frita.  

    Por lo general, se cocerá en 3 partes de líquido por 1 de polenta, pero asegúrate de las instrucciones de la marca que usas, así como que no contiene gluten.

mamaliga, polenta, maíz, harina, pan, sin gluten, masas

Para compartir
Unos 15 minutos
Fácil

POLENTA ITALIANA 


Ingredientes:


- 1 taza de polenta instantánea sin gluten
- 3 tazas de agua
- 1 cucharadita rasa de sal
- Pimienta recién molida al gusto
- Aceite de oliva virgen extra
- Mantequilla
- Queso Parmesano recién rallado

Elaboración:



1.- Pon a hervir el agua con la sal, pimienta y un poco de aceite de oliva, cuando comience a hervir añadimos la Polenta en forma de lluvia, como con el arroz, sigue las instrucciones del paquete. 
2.- Remueve bien y deja que el maíz absorba todo el agua, a fuego lento para evitar salpicaduras.
3.- Cuando el maíz haya absorbido todo el agua vertemos la mitad de la polenta en una fuente rectangular o cuadrada engrasada con mantequilla, con un centímetro de grosor, cubre con la mitad del queso parmesano, cubre con otra capa de polenta y pon otra capa de parmigiano reggiano encima, deja que se funda. Puedes darle un golpe de horno para que el queso se funda bien
4.- Deja enfriar y cuando endurezca vuelca sobre una mesa corta en trozos y lista para degustar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: