viernes, 4 de abril de 2014

DONUTS SIN GLUTEN


    Cuando éramos pequeños, mis hermanos, mis amigos y yo jugábamos a un juego que consistía en que cada uno decía que era lo que le encantaría hacer algún día, lo más recurrente solía ser: 1) trabajar en una fabrica de Donuts (y si no, en Coca-Cola, para poder hacernos con la receta y hacernos extremadamente ricos, aunque por aquel entonces nuestro objetivo era tener todos los Donuts y Coca-Cola que nos apeteciera) 2) Perdernos en un gran hipermercado y comer todo el chocolate que quisiéramos con la excusa de que nos habíamos quedado dentro encerrados y algo teníamos que comer y 3) Trabajar en un circo.
   Pues bien, como ninguna de estas cosas han podido ser, porque entre los ERES, el paro, que los españoles no nos adaptamos a ser nómadas y que nos hemos hecho mayores para comer tanto chocolate...lo que nos queda es comprar todo y darnos un festival, pero no es apto para celiacos, con lo cual,  hacemos donuts, pero donuts sin gluten.
  Como era de las primeras veces que hacía donuts me fui a internet a ver si encontraba una receta razonable y creí que la había encontrado, el problema ha sido el procedimiento...supongo que con el trigo salen bien, con la harina sin gluten es más difícil. Las que encontré sin gluten no me han valido.
  Así que llevo desde las cuatro de la tarde haciendo los donuts y experimentando. Intentaré poner con el máximo detalle el proceso porque sino no quedan bien ni de broma... o será que tengo ya demasiada información sobre donuts en una tarde.

DONUTS SIN GLUTEN

Para 10 donuts del tamaño donuts

Ingredientes:
 
10 cucharadas soperas de Harina Mix B de Schär (algo más de 275 gr)
1 sobre de levadura Hacendado en polvo (15 gr)
1 huevo
2 cucharadas soperas de margarina sólida (unos 50 gr)
2 cucharadas de azúcar (unos 50 gr)
2/3 de vaso de leche entera templada (120 ml)
Ralladura de 1/2 limón
Aceite de semillas o girasol para freir



Elaboración:

     Unimos los ingredientes secos: harina, levadura, azúcar y la ralladura del limón. En un bol derretimos la margarina serán unos 10 segundos o incluso menos en el microondas. Batimos el huevo sin incorporar, agregamos la leche templada y removemos, luego la mantequilla e ídem, y por último incorporamos el huevo batido a la masa. Debe quedar una masa compacta pero muy elástica, se pega a la mesa de trabajo, si no os queda así tendréis que poner un poco más de harina o líquido, según.
     Una vez hayamos mezclado todos los ingredientes, tapamos con film transparente y dejamos reposar. Necesita una fuente de calor suave.
    Alguna vez he puesto la bola de masa en una bandeja sobre el radiador, otras veces precaliento el horno a 50ºC, lo apago y dejo reposar alrededor de una hora. También podemos dejar en el horno sin encender y con un vaso de agua muy caliente dentro.
    Después del primer reposo, extendemos sobre una superficie de trabajo con harina extendemos la masa y la dejamos de un grosor de 1-2 cm y damos forma a los donuts. Yo los corté con un vaso y los fui poniendo en la bandeja del horno, encima de papel de horno. Con un vaso de chupito estrecho hago el agujerito del centro y si no pongo el dedo en medio apretando y les doy vueltas hasta que obtengo el tamaño del agujerito deseado, (qué mal a quedado la frase).
    Cubro otra vez con plástico y vuelvo a dejar reposar, esperamos otra hora, probablemente no dobla tamaño ni nada, pero dejamos hacer su efecto a la levadura.
    Después freímos con aceite suave de semillas o girasol, es como cualquier frito, mientras más tiempo estén en aceite, más aceite absorben y peor quedan. A la hora de freírlos pondremos el aceite suficientemente caliente, los que me han salido mejores son los que estaban a temperatura más alta, lo IMPORTANTE es que mojemos con aceite caliente la superficie superior del donuts con ayuda de la espumadera, así que inflan.
   El glaseado se hace con 3 cucharadas de azúcar glas, 2 cucharadas de mantequilla y 2 cucharadas de agua, cuando lo mezclemos todo, pondremos en la superficie del donuts y lo pondremos en el horno 5 minutos a 150ºC y así nos queda el autentico glaseado, lo cogí de Cosas de Chari porque no lo había hecho nunca, pero creo que me lo tengo que currar un poco más porque el glaseado no ha quedado como en los auténticos.
    Después los he metido en el frigorífico y cuando han enfriado... bueno, han durado un suspiro.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: