martes, 17 de junio de 2014

ARROZ CON LECHE

    
Esto de ser tan golosa es un aspecto de mí que no he conocido hasta este año pasado, cuando dejé de comer gluten. No le pillo el encanto al pan sin gluten, me deja sabor a medicina en la boca, así que a falta de hidratos de carbono, supongo que me ha dado por las cosas dulces...

   Cuando como fuera de casa y me apetece algo dulce, (esto es casi siempre), suelo preguntar por el arroz con leche, claro, no me iba a comer un trozo de pastel "glutoniano", con el arroz con leche lo tengo claro, leche, arroz, azúcar y canela. listo, suelo preguntar pero hasta ahora ha ido bien y no me intoxiqué con nada. Ya lo podrían poner en las bodas y fiestas en restaurantes. Ejemplo de mi último evento:

Para mí, estaba estupendo, el sirope genial, pero...

Para los demás, debía estar increíble...
    No falla, para el que no toma gluten, hay fruta.
   Conseguí un arroz con leche como a mí me gusta hace poco, no hace tanto, siempre me quedaba seco una vez refrigerado y para mí es lo peor, una bola de arroz dulce es lo que menos me gusta, y ya que es uno de los cereales protegidos de gluten, tengo que explotarlo al máximo.
   Ahora si tengo una receta valiosa de Arroz con Leche, y es la que me funciona, así que ahí va...jejeje.

Sacado de la nevera todavía es arroz con leche y no arroz solo...

Para 4 personas
40 minutos

ARROZ CON LECHE 

Ingredientes

120 gr de arroz lavado y seco
200 ml de agua caliente
500 ml de leche
65 gr de azúcar
2 ramas de canela
1 trozo de cáscara de limón (sin la parte blanca)
2 cucharadas de miel
Canela en polvo

Elaboración:

        Lavamos el arroz varias veces con agua fría bajo el grifo. Ponemos sobre papel absorbente y secamos.
Cocer el arroz en el agua caliente. 
       Cuando haya absorbido parte del agua añadimos la leche templada, que previamente hemos hervido con la piel del limón y con las ramas de canela, obteniendo una leche merengada. Cocinamos unos 20-25 minutos. Poner el azúcar, la miel  y cocinar por otros 5 minutos. Comprobar que esté tierno, debe de estarlo.
       Poner en unos cuencos individuales y espolvorear con canela molida.
       Lo servimos frio o caliente. Mejor frío para el veranito que está delicioso.