lunes, 16 de junio de 2014

BIZCOCHO SUAVE DE CEREZAS SIN GLUTEN

   Perdón si me pongo muy pesada con las cerezas, pero es mi fruta preferida y, en temporada, para mí son como el caviar de la huerta, algo por lo que nos debemos sentir privilegiados en la cocina.
   Hoy tengo fiesta y he hecho este fantástico bizcocho de cerezas que tiene un sabor exquisito. Gracias a mis amigos que siempre me invitan a PAELLA, supongo que porque no lleva gluten y así comemos todos lo mismo. Ya con el tiempo, he descubierto que si no quiero comer fruta de postre en ocasiones especiales, como la de hoy, el postre me lo llevo yo, aunque ellos hagan, ya ni pregunto... jiji. Al final todos comen postre sin gluten o preguntan por la puerta ¿has traido postre?. Pues eso, "sí traigo postre".
   El bizcocho de crema pastelera, cobertura de chocolate y cerezas de la semana pasada fue todo un éxito en el mercadillo solidario, duró unos minutos y veía como las porciones se repartían entre el que había conseguido un trozo y el que no, así que superfeliz, no hay nada igual que ver que lo que haces les encanta a todos/as.
   Este ha tenido también mucho éxito y he llevado a mis amigos a rememorar el pasado pues todos me comentaban lo mismo, sabe a piruleta de cerezas, de esas que comíamos de niños... que dulzura!!!




BIZCOCHO SUAVE DE CEREZAS SIN GLUTEN

Ingredientes

125 gr de mascarpone
300 gr de harina de Schär Mix B
400 gr de cerezas sin hueso
175 gr de azúcar
3 huevos M
15 gr de levadura sin gluten

Para la cobertura:

1 cucharada de azúcar avainillado
3 cucharadas de azúcar normal
1/2 vaso de agua
1 cucharadita de agar agar

Preparación:

    Mezclamos los huevos con el azúcar. Añadimos el Mascarpone (podéis poner un poquito más)
    Tamizamos las harinas y la levadura, juntas y las incorporamos a la mezcla anterior moviendo para que no queden grumos.
    Precalentamos el horno a 170ºC aproximadamente.
    Quitamos el hueso a la mitad de las cerezas y las añadimos a nuestra mezcla.
    Engrasamos un molde para pastel y ponemos la masa, intentando repartir bien las cerezas.
    Metemos al horno, poniendo el molde lo más bajo posible y cocinando unos 30 minutos.
    Pinchamos con un palito para asegurarnos de que está cocinado y dejamos enfriar.
    En un cazo ponemos las cerezas, el azúcar y resto de azúcar avainillado, cocinamos a fuego lento, cuando estén tiernas ponemos más calor para que evapore un poco el agua. Retiramos del fuego cuando obtengamos una especie de sirope.


   Disolvemos el agar agar en 2 cucharadas de agua fría y añadimos a la mezcla, ponemos otra vez al fuego y hacemos hervir. Cuando hierva retiramos y ponemos la mezcla encima del bizcocho frio.


   Metemos en la nevera 3 horas, aunque antes se habrá solidificado el agar agar.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: