jueves, 24 de julio de 2014

TARTA DE LIMÓN SIN GLUTEN

   Jueves, cerca del Viernes y cerca de todo lo que huele a fin de Semana.
   Anoche terminó Masterchef, ya lo sabéis unos cuantos millones de espectadores; yo me quedé un poco indecisa con la tarta de limón, esa que tenía merengue por encima, la combinación no es que me pareciera extremadamente extraña, pero apetecerme, no me apetecía mucho.
   Una oportunidad para probar la masa quebrada y rectificar errores, aunque a mí me pareció muy rica la masa quebrada Sin Gluten de los post anteriores. Con lo que a mí me gusta el limón y con el limonero tan magnífico que tenemos en casa... hoy sin excusas para ponerme manos a la obra, aunque a última hora no me dió tiempo a ponerle el merengue francés porque la comenzaron nada más me despisté un poco. Pues de momento sin merengue va mi tarta de limón sin gluten.
   Había probado con la masa quebrada, relativamente sencilla cuando va con gluten. No diría complicada, pero si extraña de hacer, cuando es sin gluten.
   Os dejo el enlace de Samantha Vallejo-Nájera y así podéis hacerla perfecta, para los no celiacos, las proporciones para la masa quebrada es bastante similar.


Para 8 porciones
40 minutos
Dificultad media

TARTA DE LIMÓN SIN GLUTEN

Ingredientes:

Para la masa quebrada:

- 15 cucharadas soperas de Harina Panificable Schär Dolci C
- 3 cucharadas de harina de arroz
- 1 huevo
- 4 cucharadas de mantequilla (no margarina) a temperatura ambiente
- 4 cucharadas de azúcar
- Una pizca de sal
- 1 cucharadita de levadura sin gluten
- 1 pizca de canela

Para la crema de limón:

- 1/2 taza de zumo de limón
- Ralladura de medio limón
- 4 cucharadas de azúcar
- 1 cucharada rasa de Maicena

Para el merengue (FRANCES)

- 4 claras de huevo (aproximadamente 30 gr por huevo. 4x30=120)
- 240 gr de azúcar (el doble que de claras)

Elaboración:

    Masa quebrada. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente pues si no cuesta demasiado mezclar.
    En un bol ponemos la harina de Schär, la harina de arroz, la canela, levadura, azúcar y sal, los ingredientes secos. Mezclamos.
   Batimos un huevo y agregamos a los ingredientes secos, integramos bien los ingredientes. Ahora empezamos a añadir la mantequilla y a mezclar junto a la harina con las manos.
   La masa quebrada no requiere de mucho amasado para que no active el gluten y no suba, pero en el caso de la harina sin gluten si necesita un poco más de amasado para conseguir una masa manipulable, sino se queda como la arena de verdad.


 

    Estiramos la masa con el rodillo, debe ser finita porque con la levadura subirá un poco y extendemos sobre un molde desmoldable de unos 24 cm, pegamos bien a los bordes del molde. Pinchamos la masa para que no pierda mucho la forma. Ponemos un puñado de legumbres encima, yo puse lentejas, no es lo ideal, pero es de lo que disponía.


   Precalentamos el horno a 190ºC, metemos la masa quebrada durante unos 20 minutos. Posteriormente comprobamos que el la masa está cocinada con un palito o un tenedor y sacamos.


     Mientras se hornea la masa quebrada hacemos la crema. En un cazo ponemos el limón a calentar junto a la ralladura. Mezclamos fuera del recipiente el azúcar y la Maicena y vamos agregando al zumo de limón poco a poco. Yo le añadí un poco de canela.


   La temperatura debe ser media para que no se nos pegue la maicena al recipiente y para que se cocine bien la harina y no quede sabor. En unos 10 minutos obtendremos una crema espesa. Dejamos enfriar en la nevera.



   Una vez horneada la masa sacamos del horno y cubrimos con la crema de limón fría.


    Para el merengue, sacamos las claras de la nevera, han de estar a temperatura ambiente y empezamos a batir con la batidora, cuando empiece a espumar entonces empezamos a agregar el azúcar en forma de lluvia y montamos hasta conseguir la textura deseada.
  Con una bolsa de plástico o con una manga pastelera ponemos pequeños montoncitos de merengue en toda la superficie de nuestro pastel horneanos unos minutos y se acabó.