domingo, 24 de julio de 2016

TOSTA DE SARDINA CONFITADA SIN GLUTEN

   El pescado pequeño y azul siempre ha sido mi perdición y nada como estar al lado del mar para comerlo, ir a los mercados y encontrar sardinas o boquerones aún vivos para hacer un aperitivo o un canapé, sobre una tostada o en unos espetos, ponerlas sobre una base de pizza, de coca #singluten, tienen ese profundo sabor a mar y están riquísimas.

   Ayer tuvimos la oportunidad de pasear por el Bulevar de San Pedro de Alcántara y comprar unas cosas gracias a Sabor a Málaga, que nos acerca los productos de la tierra a nuestras cocinas. Y qué productos..., aceites, miel de caña, aceitunas, vinos, quesos y embutidos, estevia, pimentón, hasta nos hipnotizó el paté de caracoles y la mermelada de aceitunas verdes y negras. Os aseguro que todo un manjar. Talleres de miel, de cócteles, pastel rústico, bueno, todo un entretenimiento para los que adoramos la cocina.

     Pero antes de llegar a San Pedro hice visita al Mercado del Carmen, hace siglos que no lo pisaba, y como ha mejorado, hace años iba a menudo y me encantaba pasearme por todos los puestos antes de elegir lo que iba a comprar, era estudiante y carecía, como casi todos los estudiantes, de una economía imperiosa, pero creo que eso me ayudó mucho a la hora de seleccionar, decidir y siempre comer de lujo con poco dinero. Las sardinas me miraban desde que llegué, así que no me pude ir sin ellas, un lomo brillante y plateado, unos ojos vivos, unas sardinas frescas y perfectas.

    Me encanta levantarme temprano e ir al mercado, me inyecta una buena dosis de energía poder comprar buenos productos a primera hora. Por desgracia, en mi pueblo los mercados tradicionales desaparecieron ya hace tiempo... una verdadera pena, aunque ahora tenemos los domingos la posibilidad de vender productos directamente de la huerta, una buena oportunidad para aprovechar el km 0 y comer productos muy frescos y directos del agricultor.

   No pierdo la oportunidad de pasear por los mercados cada vez que puedo y es que no sé que tienen esos mercados abarrotados de frutas selectas, pescados frescos y suculentos, carnes jugosas que despiertan mi imaginación y mis ganas de cocinar.

   Y sin liarme más, hoy tocan sardinas confitadas, que son perfectas para cualquier ocasión, están de escándalo y no me gustaría dejar de pasar la ocasión para que las pruebes.


tosta de sardina confitada


Para 4 personas
Dificultad media
1 hora

TOSTA DE SARDINA CONFITADA CON PIMIENTOS ASADOS

Ingredientes:


Para los Craker Sin Gluten (tenéis la receta pinchando el enlace) podéis usar otro pan.

Para las Sardinas:

- 8 Sardinas grandes
- Aceite de oliva para confitar (yo lo hice con Picual)

Para la Ensalada de Pimientos:

- 1 pimiento grande rojo de asar
- Aceite de Oliva Virgen Extra
- Vinagre
- Sal

Para decorar:

- 2 dientes de ajo negro
- Perejil rizado u otra hierba aromática
- Sal rosa del Himalaya
- Aceitunas Aloreñas

Elaboración:


1. Para los Crakers, seguimos el procedimiento del enlace. Son fáciles y no te llevarán mucho tiempo. Los puedes cortar en la medida que desees, siempre que quepan los lomos de la sardina que hemos comprado.
2. Limpiamos la sardina, quitamos la cabeza, quitamos las vísceras y las cortamos en dos lomos, desechancho la espina central.


tosta de saridna confitada

3. Lavamos y reservamos, mejor en hielo y agua que se vayan desangrando.
4. Lavamos el pimiento, lo secamos, ponemos en la bandeja del horno con aceite y sal y horneamos a 180ºC, durante 45 minutos o una hora. Yo los envolví en papel de aluminio.


tosta de sardina confitada


tosta de sardina confitada

5. Una vez fríos quitamos la piel a los pimientos, los cortamos en tiras  aliñamos con sal, aceite y vinagre y reservamos.
6. Ponemos a calentar abundante aceite de oliva y buscamos la temperatura de confitado, entre 60 y 90ºC, al ser un pescado pequeño, retiramos rápidamente cuando cambie de color, serán unos cuantos minutos, conservando así un intenso sabor a mar.


tosta de sardina confitada

7. Seca las sardinas con un poco de papel absorbente  


Montaje:



Sobre una lámina de pan de Crackers sin Gluten pon los pimientos aliñados, encima los lomos de sardina, uno al lado del otro y siempre con la parte plateada visible, decora con perejil picado, sal rosa del Himalaya, el ajo negro en láminas y unas aceitunas Aloreñas partias.


tosta de sardina confitada


Listo el primer plato o aperitivo para para la cena... o para el almuerzo.   

Paqui Luna®

miércoles, 13 de julio de 2016

MIGAS DE LOS MONTES DE MÁLAGA SIN GLUTEN

    Venga ya!! unas migas en verano, pero es que no lo podía evitar, es llegar a Málaga y acordarme de aquellos maravillosos tiempos en que comía gluten y me iba a los montes de Málaga y siempre, siempre, siempre caía un plato de migas y un Plato de los Montes, sí, este que es una "cosita" ligera..., chorizo, morcilla, pimientos fritos, huevos y lomo en manteca, ¿alguién da más? eso tumba al más fuerte, pero es que están tan ricos... que ayer con un poquito de tiempo, me puse a hacer pan, claro sin gluten, y hoy está perfecto para unas migas, aunque la verdad, ayer por la noche ya podía hacerlas, pues no sé que tiene este bendito pan que endurece al ritmo de las olas. Al final terminaré tirando de la lecitina de soja para que se mantenga más tiempo blando.
   Hoy migas sin gluten de los Montes de Málaga, la verdad, he quitado los pimientos fritos, pues los veía "tanto contundente" para estos calores que nos acechan, después los eché de menos, el verano me aturde, o este maltrecho "Terrá" que nos nubla la conciencia, jajaja.

Migas de los montes de Málaga


4 personas
Dificultad fácil
Tiempo: algo más de media hora

MIGAS DE LOS MONTES DE MÁLAGA SIN GLUTEN

Ingredientes


- 1/2 kg de pan, mejor asentado y cateto
- 2 - 3 chorizos
- 100 gr de panceta o tocino
- 6 - 7 dientes de ajo
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
- Agua para remojar el pan
-  3 Pimientos verdes

Elaboración:


1. Desmiga el pan (con o sin gluten, como corresponda) y pon en un bol, remoja con un poco de agua con sal, espolvorea el agua en forma de lluvia sobre el pan.
2. En una sartén grande pon el aceite de oliva, poniendo los ajos machacados y con piel, deja que se frían un poco.
3. Trocea el chorizo y el tocino en trocitos pequeños. Incorpora en la sartén y deja que se hagan un poco, retira los ajos, el chorizo y el tocino. Fríe en el mismo aceite los pimientos enteros o troceados, como prefieras. Cuando estén doraditos, añade el chorizo y el pimiento.
4. Añade el pan, si te quedo con mucha agua escúrrelo y no dejes de mover hasta que el pan quede suelto y doradito, entre 15 y 20 minutos. 
5. Si lo prefieres puedes acompañar de un huevo frito y unas uvas moscatel.

En casa suele acompañarse de una ensalada de naranjas con cebolla tierna, aceite y sal.

Y con esto ya no es necesario comer hasta dentro de dos días, ;)

Paqui Luna®