miércoles, 29 de marzo de 2017

ENSALADA DE FRESAS CON VINAGRETA DE MOSTAZA Y AGAVE

  Este mes de Marzo el "RETO FACILÍSIMO" va de fresas...
  En el mes de marzo que está al finalizar, la Red Facilísimo nos ha propuesto como ingrediente las fresas, había pensado en un pastel, últimamente es lo primero que se me ocurre aunque el ingrediente del que disponga sean espinacas... pero he pensado que para el cambio de temporada sería mejor decantarme por una ensalada que seguramente será más apropiada para el cambio de estación y para prepararnos para la primavera. Precisamente las fresas nos encantan en casa y las usamos desde en el gazpacho hasta en compotas.
    Las fresas nacen en la temporada de primavera y verano, en este momento están en pleno auge, ayudan a mejorar la anemia, las deficiencias nutricionales y prevenir las infecciones del organismo y son ideales para el crecimiento de los más pequeños. Previenen el riesgo cardiovascular, regulan varios tipos de cáncer y la glucosa.
   Pues para potenciar todas las virtudes de las fresas, una ensalada de fresas que es poco más de lo que apetece estos días.


Para 2 personas
Fácil
10 minutos

ENSALADA DE FRESAS CON VINAGRETA DE MOSTAZA Y ÁGAVE.

Ingredientes:

- 2 tomates
- 6 fresones hernosos
- 1 aguacate
- 50 ml de aceite de oliva virgen extra 
- 15 ml de vinagre de arroz
- 1 cucharada colmada de sirope de Ágave
- Pimienta recién molida
- Mostaza de Dijon al gusto
- Sal Maldon

Elaboración:

1. Cortar los tomates en rodajas, los aguacates y las fresas en dados o láminas. Dispón en un plato las láminas de tomate y decora con fresas y aguacates.
2. Haz una vinagreta, con las varillas mezcla el vinagre de arroz con la pimienta recién molida. Agrega el Ágave y la mostaza. Cuando todo esté disuelto, mueve con las varillas rápidamente y sin parar mucho introduciendo el aceite en hilo hasta que emulsione la vinagreta.
3. Vierte la vinagreta sobre la ensalada y pon un poco de Sal Maldon por la superficie.



Recuerda que:

- La sal se disuelve en vinagre pero no en aceite
- La proporción aceite y vinagre es de 3 partes de aceite por 1 de vinagre.

Conservación de las fresas:

- No laves las fresas hasta el momento de consumirlas.
- No sumerjas las fresas en agua y si están mojadas sécalas antes de conservar en el frigorífico, así no se echarán a perder rápidamente
- Deja las fresas en el cajón de las verduras en una bolsa medio abierta o cubiertas con film transparente un poco abierto.

lunes, 27 de febrero de 2017

ENSALADA DE QUINOA CON AGUACATE Y ATÚN

   Las ensaladas esos platos sencillos, nutritivos, ligeros y geniales para experimentar y para agregar cualquier tipo de ingrediente, van con casi todo, las salsas son numerosas y si quieres comer de buena calidad y sano, más vale que te apuntes dos ensaladas al día con sus correspondientes tres piezas de fruta.
   Por otro lado, hoy usamos Quinoa que está dentro de los superalimentos de esta década, es un pseudocereal  procedente de los Andes, pertenece a la familia de las espinacas pero se consume como cereal por su forma y características. Rica en proteínas, hierro y magnesio, Omega 3 y fósforo, una forma excelente y sana de alimentarnos y que aunque un poco caro contiene innumerables propiedades.
  Se cocina igual que el arroz aunque es cierto que hace unos años cuando comencé a usarla tenía su protocolo de limpieza ahora suelen venir listas para hervir y consumir. En 15 o 20 minutos dispondrás de un cereal que puedes usar como desayuno con frutas y algún yogurt, como ensalada (tabulé de quinoa, ensalada de quinoa, aguacate y mango), como guarnición, plato principal (hamburguesas de quinoa) o incluso como postre (Crazy cake), por su sabor neutro e insípido que puedes mezclar con lo que más te apetezca.
   La Quinoa se cocina siempre con el doble de agua que de cereal, es único consejo, no la sumerjas en agua antes de cocinar o puede llegar a amargar por su contenido en Saponinas.


Para 4 personas
25 minutos
Fácil

ENSALADA DE QUINOA CON AGUACATE Y VENTRESCA

Ingredientes:

Para la ensalada:

- 1 bolsa de mezclum
- 150 gr de quinoa o algo más
- 1 cebolla pequeña roja
- 1 lata de atún de buena calidad o ventresca
- 2 aguacates medianos
- Un puñado de aceitunas negras sin hueso

Para la salsa:

- 1 puñado de cacahuetes tostados sin sal y molidos
- Aceite de oliva  virgen extra
- Zumo de limón o vinagre
- 1 cucharada de mostaza de Dijon
- Sal

Elaboración:

1. Pon el doble de agua que de quinoa a cocer, cuando rompa a hervir pon la quinoa, si quieres lavarla pon debajo del grifo pero no las sumerjas en agua. Añade sal y si quieres un poco de aceite.


2. Mientras corta en rodajas finas la cebolla morada,  dados los aguacates y rodajas las aceitunas. Quita el aceite del atún o ventresca.
3. Tritura los cacahuetes no hace falta llevarlos a aceite solo harina de cacahuetes y si lo prefieres en trocitos. Emulsiona la salsa disolviendo el limón o vinagre con la sal, posteriormente añade la mostaza y por último agrega el aceite poco a poco y batiendo muy bien hasta obtener una consistencia de mayonesa. Añade los cacahuetes tostados y triturados, mezcla.



Montaje:

Sobre un aro de emplatar pon la quinoa ya fria y mezclada con las aceitunas, adereza con un poco de la salsa anterior. Pon encima el aguacate, sobre este la cebolla y por último atún o ventresca, a lo que alcance. Pon unas hojas de mezclum alrededor del plato y riega con la salsa de cacahuetes.


martes, 21 de febrero de 2017

BAO BUNS O MOLLETE CHINO AL VAPOR SIN GLUTEN

   Pan típico de la Street Food o comida callejera asiática, son panecillos de harina hechos al vapor, que tienen una alta aceptación gastronómica en nuestro país y fuera de él y que se ha impuesto en algunos restaurantes españoles incluidos los de alta gastronomía. Carentes de corteza, debido al procedimiento de vapor que se usa en su elaboración, algo dulzón y con una miga melosa y consistente esta encandilándonos por momentos, aunque parece pronto para decir que se quedarán con nosotros en muchos países anglosajones son ya parte de la carta perpetua de muchos establecimientos, normalmente conocidos como Pork Belly.

  Hace unos meses me encontré por sorpresa con un lugar en Madrid donde vendían los "archifamosos" Bao Buns (bao o baozi, bun en inglés y mollete chino en español), fue todo un descubrimiento, aunque ya había oído hablar antes de ellos de manos de los cocineros españoles David Diverxo, Alberto Chicote o Francis Paniego, no los probé evidentemente, eran glutinosos a más no poder, preciosos, pero el esfuerzo sin gluten no ha desmerecido la pena. No sé que tienen los Bao Buns que a todo el mundo encandilan, lo pruebas y ya sabes que vas a repetir. A mí me recordaron a los típicos Molletes de Antequera por su apariencia y supuse que sabrían a algo parecido, al menos el olor era similar y no me han decepcionado. La cosa es que el Bao Buns me ronda en la cabeza desde entonces y como no tengo tiempo, pues hasta ahora se han quedado ahí, en mi cabeza...

   Conocidos desde el periodo de los Tres Reinos ( 220-280), se integraron perfectamente en la gastronomía china al parecer introducidos por los prisioneros de aquellos lapsos históricos. Se comen para dar la bienvenida al Nuevo Año Chino para atraer las riquezas porque aunque el Bao se traduzca como "tigre que come a cerdo" también se asemeja a una billetera.

    Tradicionalmente rellenos de cerdo asado o panceta, cebolleta, chiles frescos, kimchi, cilantro y especias chinas (no muy glamuroso, no esta previsto que sea el plato que pidas en la primera cita, porque si no eres cuidadoso termina chorreando algo de la salsa que suele tener un toque picante) y a veces con carne guisada y melosa y algún crujiente de col o cebolla, aunque en realidad al ser pan de bocadillo, proporciona bastante versatilidad y cada vez se innova más con ellos, desde el Bao Buns de la típica catalana o el el mixto, hasta los calamares fritos con salsa de cacahuetes o hoisin, o bien, una panceta ahumada con gorgonzola, un picante Bao Buns con gambas crujientes y Sriracha, un foie con reducción de PX, lo que se te ocurra será una buena alternativa porque estos panecillos parece que nos van a acompañar un largo tiempo y nada mejor que contar con inspiración y una nevera surtida para hacer los deliciosos Bao Buns.

    Bao Buns con y sin Thermomix.



Para 6 molletes
Dificultad media

BAO BUNS SIN GLUTEN

Ingredientes

- 300 gr de harina panificable sin gluten
- 150 gr de agua
- 75 gr de leche
- 5 gr de levadura fresca
- 25 gr de aceite de oliva suave
- Aceite de girasol
- 1 cucharadita de miel
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de semillas de lino

Elaboración:

Sin thermomix:

1.-  Empieza haciendo una primera masa para los Bao Buns. Templa un poco del agua unos 35ºC y disuelve la levadura, añade 2 cucharada de la harina y mezcla hasta que no tenga grumos. Tapa y deja reposar hasta que doble su tamaño.
2.- Mientras deja 5 minutos las semillas de lino en la leche y luego bate hasta que se haga una pasta densa.
3.- Incorpora la harina a la masa madre, si tienes robot de cocina con gancho será más fácil, añade la leche, el agua, el aceite, la miel y la sal. Amasa bien unos 3-4 minutos y  deja reposar por unos 40-50 minutos o hasta que duplique el volumen.
4.- Dispón sobre la mesada la masa. Unta tus manos de aceite de girasol y da forma de bolitas de 80-90 gr aproximadamente. Aplasta como de 1 cm y medio aproximadamente dando forma redonda pon sobre trocitos de papel de horno cada uno de ellos. Deja reposar  los Bao Buns cubiertos otros 30 o 40 minutos o hasta que dupliquen el volumen.


5.- Mientras tanto, calienta agua en una olla y pon encima la vaporera, puede ser de bambú (sería lo correcto) o de metal como las que se usan para la verdura al vapor, pon los Bao Buns con su correspondiente papel, cocina unos 15 minutos aproximadamente sobre el vapor.

Con thermomix:

1.- Pon en el vaso 50 gr de agua y la levadura. Calienta 30sg/37ºC/vel 2. Añade 50 gr de harina y mezcla 10 sg/vel 4. Deja reposar en el vaso hasta doblar el volumen.
2.- Añade 80 gr de agua, 250 gr de harina, el aceite, la miel, la sal y la leche previamente mezclada y batida con la batidora con las semillas de lino. Amasa 3 minutos con la TMX. Deja reposar hasta que doble el volumen.
3.- Retira a una mesada cubierta ligeramente con harina corta 6 bolitas de unos 80-90 gr. Forma bolas y aplasta con los dedos hasta que tengan 1 cm y medio de grosor. Pon sobre un trozo de papel de horno bajo cada Bao Buns, pon 2 Bao Buns en el recipiente varoma y 4 en la bandeja, tapa, deja reposar hasta que doblen el volumen. Lava el vaso.
4.- Vierte en el vaso 200 gr de agua, aprieta cada mollete ligeramente con los dedos, tapa el varoma y ponlo en su posición. programa 13 minutos/Varoma/ vel 1.
5.- Retira en Varoma y deja enfriar los bao buns unos 10 minutos aún tapados. Una vez fríos corta con un cuchillo de sierra y pasa por la sandwichera unos minutos o por la plancha para que estén más crujientes.




POSIBLES RELLENOS:

Carnívoros:

1) Rellena tu Bao Buns con carne melosa de costilla a la barbacoa, Deliciosa
2) Asa tiras de cerdo salpimentadas en el horno, ponlas en el wok junto con salsa Tamari (o soja si es el caso) y unas setas.
3) Saltea tiras de pollo con cebolla, pimientos rojos y verdes en juliana, adereza con ajo en polvo, un poco de ají amarillo en pasta, jengibre en polvo, cayena... pon un poco de nata, reduce y rellena tu bao buns
4) Prueba con un tikka garam masala picante,
5) A mi me encanta con pechuga horneada, pimientos fritos, cheddar y mostaza
6) De panceta ahumada con queso de tetilla o gorgonzola.
7) De foie con reducción de PX.
8) De panceta con kimchi, cebolleta, cilantro y salsa de ostras.
9) Con una hamburguesa y ensalada crujiente



Pescaditos:

1) De calamares en su tinta y alioli.
2) De chipirones fritos y una reducción de pimientos asados, salsa de cacahuetes o hoisin
3) Gambas crujientes y Sriracha
3) Con salmón ahumado y pepinillos en vinagre y bien untados de queso
4) Rellena con tomate rallado, sardinas confitadas y un buen AOVE
5) De gambas rebozadas en cacahuetes fritas con salsa tártara.

Verduras:

1) Con escalibada y queso fundente
2) Con ensalada y aguacate
3) Con verduras de invierno y requesón con hierbas aromáticas
4) De champiñones con queso ahumado
5) Con falafels y salsa de yogurt

domingo, 15 de enero de 2017

ESFERAS DE CHOCOLATE CON CREMA DE MANDARINAS SIN GLUTEN

  Después de un tiempo con el blog prácticamente abandonado, volvemos con más ímpetu, al menos eso espero. Las prácticas de cocina han absorbido todo mi tiempo, he cocinado, mucho, también hice fotos (menos), hacía posts y se quedaba sin publicar a falta de un momento libre para poder hacerlo, pero bueno, a varios días de acabar con las prácticas de cocina, y ya desaparecido el estrés navideño, nuevamente estoy aquí.
   El postre de hoy no es tan difícil como parece, necesitarás de un molde y lo demás será coser y cantar pero es resultón y te puede servir para un día especial. Son unos cuencos de chocolate rellenos de un parfait o semifrío de mandarinas y hierbabuena, que a mí me recuerdan mucho a Andalucía, a Málaga y a mi pueblo, el Valle del Azahar ( naranjas, mandarinas y limones lo poblaban todo hasta hace unos años), hace 3 días que estoy aquí y ya lo hecho de menos...
    El chocolate y la mandarina, la densidad y el dulzor del chocolate con la frescura de la mandarina y la hierbabuena creo que hacen una conjunción perfecta.
   
 

ESFERAS DE CHOCOLATE CON CREMA DE MANDARINAS IN GLUTEN

Ingredientes

Para las esferas:

- 125 gr de chocolate a partir del 55% de cacao sin gluten

Para el cremoso:

- 1 copa de licor de mandarina  (yo he usado Mandarine Napoleón que está libre de gluten, no sé otros)
- Zumo de una mandarina
- 1 cucharada rasa de azúcar
- 200 ml de nata
- 2 cucharadas de azúcar 
- 2 gr de gelatina en hojas, previamente hidratada en agua fría

Para decorar:

- 2 mandarinas
- Un puñado de cereales Corn Flakes sin gluten
- Unas palomitas cubiertas de chocolate sin gluten
- Unas hojas de hierbabuena
- 2 kiwis

Elaboración

1. Pon el licor en un cazo con el zumo de la mandarina, cucharada rasa de azúcar y varias hojas de hierbabuena y reduce unos 10 a 15 minutos. Quita las hojas de hierbabuena. Añade la hoja de gelatina previamente hidratada en agua fría y disuelve. Deja que pierda calor.
2. Tritura los cereales sin gluten y reserva.
3. Derrite el chocolate en el microondas, saca cada 30 seg y remueve hasta que esté derretido por completo.
4. En un molde de 6 semiesferas de silicona embadurnado de licor de mandarina (para dar más brillo, ya que no está atemperado) pinta en chocolate, da una capa y mete en la nevera 5 minutos. Puedes hacerlo también con globos. Pincha aquí.
5. Saca y vuelve a pintar sobre el chocolate para que quede una capa más espesa y no se rompa al sacar del molde. Vuelve a enfriar.


6. Monta la nata cuando haya semimontado añade las dos cucharadas de azúcar y disuelve, sin batir muy rápido para que no se monte por completo. Mezclar fuera del batidor con la reducción de licor de mandarina y la gelatina, ya fría. Pon en una manga y enfría en la nevera al menos una hora.
7. Pela los kiwis trocea medio y reserva. Tritura el resto con una cucharada de azúcar, pasa por el tamiz o colador y pon en un biberón, puedes hervirlo si prefieres y hacer una especie de mermelada o añadirle una hoja de gelatina y enfriarlo.
8. Corta los gajos de mandarina al vivo, sin nada de piel ni parte blanca
9. Una vez frías, saca las semiesferas de chocolate del molde.

Montaje

1. Pon un poco de cereales sin gluten sobre un plato, pon encima una semiesfera de chocolate, rellena de la crema de mandarina ya fría, pon unas mandarinas en vivo encima y sobrepon al lado la otra semiesfera o cubrir la anterior con ésta. Puedes salsear con alguna crema caliente que rompa el chocolate.
2. Decora con palomitas cubiertas de chocolate sin gluten, gajos de mandarina, trocitos de kiwi y una hoja de hierbabuena.


Listo y que aproveche!!!

domingo, 27 de noviembre de 2016

TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE Y ARÁNDANOS

   Aunque no soy muy bíblica, en su momento me leí una gran parte de ésta y aunque confieso que me salte el antiguo testamento porque me pareció "100 años de soledad" con el árbol genealógico más extenso, hoy me acordé de lo de "Y en el séptimo día completó Dios la obra que había hecho, y reposó en el día séptimo de toda obra que había hecho". Pues bien, yo llevo 14 días sin descansar y mi obra no ha sido bíblica, pero si que me esforzado mucho y estoy, como se dice en mi tierra "reventá", aunque muy satisfecha de encontrar un camino lleno de baches (muchos) y satisfacciones personales (menos...) que no puedo describir de momento.
   Y ya que hoy descanso qué mejor que sucumbir a los deseos de los que más quiero? "Me gustaría una tarta blandita (osease, mousse) que tenga chocolate y arándanos" (y ahí te dejo para que vayas imaginando a ver que te sale que dentro de unos 2 minutos vengo a preguntarte si la has terminado, le faltó decir al peque). Me ha sorprendido porque no le gustan las tartas, pero para una vez que quiere comer pues ahí me pongo yo manos a la obra. y aunque no han sido 2 minutos ahí queda la Mousse de Chocolate y Arándanos que me ha dicho que "es la tarta más buena que ha comido" para mí ha sido todo un alago viniendo de él.



Para 8 porciones
Dificultad media
2 horas

MOUSSE E CHOCOLATE Y ARÁNDANOS

Ingredientes

* Mousse de Chocolate

- 150 gr de leche entera
- 150 gr de chocolate 55% cacao sin gluten
- 30 gr de azúcar
- 3 huevos
- 4 hojas de gelatina de 1,66 gr cada una (6.64 gr, con 6 gr vale)
- 200 ml de nata 35% MG
- 1/2 vaina de vainilla abierta

* Mousse de Arándanos

- 100 gr de mermelada de arándanos
- 100 ml de nata 35% MG
- 2 hojas de gelatina de 1.66 gr cada una (3.32 gr, con 3 gramos vale)

* Para el ganache de chocolate

- 50 gr de mantequilla
- 50 gr de chocolate 55% cacao sin gluten
- 2 cucharadas de Amarretto
- 1 cucharadita de mantequilla

* Para el bizcocho genovés:

- 2 huevos
- 50 gr de maicena
- 60 gr de azúcar glas con vainilla ( 200 gr de azúcar normal con 2 vainas de vainilla trituradas en la thermomix)

Elaboración:

Para el bizcocho genovés:

1. Haz un bizcocho genovés. Separa las claras de las yemas, monta las claras y cuando estén semimontadas añade el azúcar, sigue montando hasta obtener un merengue firme. Añade con movimientos envolventes las yemas y una vez integradas tamiza la maicena encima. Envuelve bien y despacio, sin que se desmonten las claras.
2. Dispón sobre una bandeja de horno un papel vegetal y vierte la masa, hornea a 170 ºC durante 10 - 12 minutos o 200ºC, 5-7 minutos, comprueba con un palito para asegurarte que está hecho.
3. Despega el bizcocho del papel y da la vuelta, deja enfriar y luego recorta con un aro de 18 cm un  disco de bizcocho y reserva.

Para la ganache de chocolate:

4. Mezcla todos los ingredientes en un bol, pon al baño María o directamente al fuego en un cazo removiendo continuamente hasta que se disuelva e integre todo. Pon en una manga y reserva en el frigorífico.


Para la mousse de arándanos:

5. Calienta la mermelada de arándanos en una cacerola y mientras monta la nata, recuerda que las mousses van con nata semimontada.
6. Moja las 2 hojas de gelatina en agua fría y deja hidratar. Cuando la mermelada haya tomado cierta temperatura añade las hojas de gelatina escurridas y disuelve. Retira del fuego y deja que pierda temperatura.
La mermelada puedes hacerla casera con 125 gr de arándanos y 75 gr de azúcar y después batirla.
7. Mezcla con la nata semimontada y con ayuda de un plato cubierto de papel film y un aro de 16 cm haz un disco con parte de la mousse de arándanos, alisa, pon otro disco de ganache, alisa y cubre con el resto de mousse, alisa.
8. Mete al congelador y enfría al menos una hora o hasta que esté firme y puedas manejar el disco.

Para la mousse de chocolate:


9. Haz una crema inglesa. Pon a calentar la leche con la vainilla abierta, en un bol aparte mezcla bien las yemas con el azúcar, calienta removiendo continuamente y siempre sin sobrepasar los 85ºC, añade a los huevos removiendo y devuelve al cazo de la leche. Para que la crema inglesa no se corte es mejor hacerla al Baño María.
10. Hidrata las hojas de gelatina en agua fría y trocea el chocolate.
11. Pon en un bol el chocolate troceado y vierte la crema inglesa sobre el chocolate, disuelve removiendo, añade las hojas de gelatina escurridas y añade a la mezcla antes de que enfríe. (si no se disuelven bien pon la mezcla al baño María unos instantes o en el microondas).

Para montar la tarta:

12. Sobre un plato cubierto con papel film poner un aro de 20 cm, recubrir con una lámina de acetato el contorno del aro, cubrir la base con mousse de chocolate, poner bien centrado el disco de mousse de arándanos, cubrir con más mousse de chocolate, reservar un poco para los bordes, cubrir con el bizcocho reservado y repasar el borde con la mousse sobrante. Meter en el congelador una hora.

No la glaseé porque la habían empezado antes de que llegara, para la próxima...

Que aproveche!!!!

domingo, 13 de noviembre de 2016

LASAÑA DE CARRILLADA ESPECIADA SIN GLUTEN

    Lasaña, ese típico plato italiano que más de una vez ha solucionado más de una comida, de capas intercaladas de carne pasta, bechamel, bolognesa y queso gratinado. Dentro de las recetas míticas de la famosa comida italiana como la pizza, los spaguettis, está la indiscutible lasaña bolognesa, Un plato de la ciudad de Bologna, como su nombre indica se ha convertido en un plato conocido en todo el mundo desarrollado.
   Su elaboración es sencilla, aunque a veces, el pensar en todas sus capas nos parezca un trabajo de cocineros profesionales, nada tan lejano. Preparar la pasta, una bechamel y un relleno, un golpe de horno y podremos degustar una rico manjar sin necesidad de tirar de preelaborados que sé que son de gran tirón pero que nada tiene que ver con la rica lasaña que puedes preparar en casa.
   Varía los ingredientes a tu gusto, desde una lasaña vegetariana a una lasaña de mariscos o pescado, podrás degustar de tu propia mano un verdadero manjar de la cocina italiana.



2 horas 
Dificultad media

LASAÑA DE CARRILLADA ESPECIADA Y SIN GLUTEN

Ingredientes

- 1 kilo de carrilladas limpias
- 2 zanahorias
- 1 pimiento rojo
- 1 cebolla
- 1/2 cucharadita de canela en polvo
- 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
- Pimienta recien molida
- 2 clavos de olor machacados
- 1/4 cucharadita de nuez moscada
- Sal
- Vino blanco o tinto
- Aceite de oliva virgen extra
- 2 hojas de laurel
- Agua
- Hojas de lasaña sin gluten
- Bechamel con harina Beiker sin gluten
     
Elaboración:

1. Limpia las carrilleras de la grasa exterior, ponles sal y pimienta y séllalas bien a fuego vivo con un poco de aceite de oliva.
2. Trocea en trozos medianos el pimiento rojo, (puedes quitarle la piel para después no encontrarla en la salsa), trocea también la zanahoria y la cebolla, 
3. Pon la verdura en la olla rápida con un poco de aceite y a fuego medio póchalas, destapada.
4. Añade la  carne dorada en la olla. Desglasa a fuego fuerte la sartén donde las sellastes con un chorreón de vino tinto o vino blanco de calidad.
5. Pon el líquido resultante en la olla y añade agua hasta cubrir la carne.  
6. Añade la canela, el jengibre, el clavo, la nuez moscada y las hojas de laurel. Tapa la olla y guisa unos 35 minutos a fuego medio.
7. Mientras cuece unas hojas de lasaña sin gluten, las mías son de quinoa y arroz y son compradas, hoy no da tiempo de ponerse a hacer pasta.
8. Cuece la pasta según las indicaciones del fabricante. Dejar secar sobre un paño limpio.
9. Cuando la carne esté hecha, sacar de la olla y dejar reducir el líquido de la salsa con las verduras como 30 minutos aunque lo ideal es dejarlo mucho más, puedes espesarlo con 1 cucharadita de maicena o maicena esprés.
10- Haz un bechamel poniendo en la sarten, mantequilla, añade 2 cucharadas de harina de Proceli sin gluten, salpimenta y añade un poco de nuez moscada, cuece la harina unos minutos para que pierda el sabor de harina cruda y ve añadiendo leche caliente sin dejar de remover.
10. Pasar por el chino el jugo con las verduras, asegúrate de quitar las hojas de laurel y si pusiste el clavo entero también. 
11. Trocea la carne y mezcla con un poco de la salsa resultante hasta obtener una pasta melosa.
12. Sobre una lámina de lasaña pon un poco de salsa en el centro, cubre con la pasta de carne, pon un poco de bechamel en el centro, pon otra hoja de lasaña y repite el proceso. Lo ideal es hacerlo 3 veces.
13. Pon un poco de queso (yo curado y rallado) encima y gratina.

Bon apettit!